Exitosa conferencia del científico Diego Golombek.


Dueño de un carisma especial, Golombek atrapó la atención de un auditorio repleto por más de 90 minutos.

En su conferencia explicó la importancia de trasformar a la ciencia hoy en una fuente de información mucho más cercana a todas las personas,  y con su estilo personal aseguró  y bromeo acerca de que “hay que terminar con la división cultural que existe entre la ciencia entendida como algo que hace un grupo científicos locos encerrados en laboratorios y el resto del mundo con humanos que vive  vidas normales”

Desde su especialidad en el campo de cronobiología realizó un recorrido por la comprensión del TIEMPO que los hombres podemos realizar, señalando que la clave se encuentra en cómo lo percibimos de distintas formas, ya sea como un sentido, como una escala, como un aprendizaje y de acuerdo a que cultura y sociedades los hacemos. Luego de enseñar distintos datos y pruebas científicas explicó cómo fue descubierto el reloj biológico de nuestro cerebro y dio a conocer cómo funcionan sus ritmos biológicos.

Finalmente dejó evidenciado que nuestro cerebro tiene una mecánica del tiempo interna, que se define por ritmos que le dicen a nuestro cuerpo que hora es y qué debemos hacer en ella. Desde allí el cronobiólogo demostró como para nuestro cuerpo no es lo mismo tomar un medicamento a una hora u otra, como así tampoco es igual que los jóvenes ingresen a las escuelas a las 07:30 o a las 08Hs., como tampoco es igual trabajar de día o de noche, o en ritmos rotativos.

Como conclusión, Golombek invitó a los presentes a repensar sus actividades de la vida diaria en base a reloj interno de nuestro cerebro que excede lo que nos indica la naturaleza con su día y noche, entendiendo que el mismo tiene ritmos propios que deben respetarse  de acuerdo a la epata de la vida que transitamos.


Ver Web Camara San Lorenzo en un mapa ampliado